Pedro Alciro Barboza de la Torre y la moderna cultura Zuliana.

Desde muy joven estuvo ligado a la vida política. Hizo incipiente lucha clandestina antes de la muerte de Gómez, y desaparecido éste, se incorporó activamente, junto con su padre, al proceso formativo de las instituciones democráticas.

En 1936 asistió a la asamblea que en Colegio Pestaloziano fundó la Federación de Estudiantes de Venezuela en el Zulia. Allí estuvieron con él: Olga Luzardo, Jesús Morillo Gonzàlez, Octavio Andrade Delgado, Jesús Leopoldo Sànchez, Nerio García Urdaneta, Oswaldo D'Empaire, Ángel Emirio Govea, Alfredo Tarre Murzi y Armando Hernández Bretòn, quien la presidió.

Desde este mismo año, y seguramente antes, aparece vinculado, lo mismo que su padre, al proceso político que condujo a la fundación de Acción Democrática en el Zulia. En efecto, Don Pedro Renè fue militante y dirigente del Bloque Nacional Democrático que lideraba Valmore Rodriguez, y en el cual participaban Isidro Valles, José R. Gómez Barberi, Felipe Hernández Martinez, Rafael Belloso Chacìn, Manuel Matos Romero, Manuel Noriega Trigo, Rafael Echeverria y otros; del Partido Democrático Nacional, resultante de la unión del primero con ORVE, partido liderado en Caracas por Romulo Betancourt, y que se transformo en el Partido Acción Democrática, después de la resolución de la Secretaria General de Gobierno del 9 de Abril de 1942, que autorizaba su legalización y funcionamiento. La Seccional acciondemocratista se fundo el 11 de Abril de 1942, con un gran mitin en el Nuevo Circo de Las Veritas, donde intervinieron Ròmulo Betancourt, Luis Beltran Prieto Figueroa y Ròmulo Gallegos. Es facil imaginar la emocionada presencia del joven Pedro Alciro, al lado de su padre, si no es que las obligaciones estudiantiles lo retuvieron en Mérida. En todo caso, fue de los fundadores de este partido y en èl milito y por èl sufrió. No se contó entre los que en èl se lucraron.

El 18 de Octubre los sorprendió, joven y promisorio profecional y dirigente del partido ungido a las esferas del poder. El 20 constituyo en el Cuartel Libertador la junta Revolucionaria de Gobierno del Estado Zulia, en respaldo de la de Caracas. Formo parte de esta Junta, como su Secretario, con los siguientes ciudadanos: Coronel Rafael Romero, Capitan José Cebrice Beltràn, Don Felipe Hernández Martìnez, Dr. Jesús Ángel Paz Galarraga, Dr. Alberto Carnevali y Dr. Octavio Andrade Delgado. Del seno de esa Junta salió el nuevo Gobierno Regional: Presidente: Felipe Hernández Martìnez; Secretario General: Dr. Octavio Andrade Delgado, y Director de Política: Dr. Pedro Alciro Barboza de la Torre.

De 1945 a 1948 fue Director de Política, Secretario General de Gobierno y Gobernador Encargado.

Como Diputado, fue Presidente de la Asamblea Legislativa de 1947 a 1948. Durante su actuación se reformó el texto de la Ley del Estado para crear el Distrito Baralt, Capital San Timoteo; y coordinó la Comisión que hizo limpieza del Archivo del Estado para desembarazarlo de toda la papelería rutinaria y contable, sin valor histórico, desde 1901 y 1941.

Caído el gobierno de Gallegos y afirmada la dictadura perezjimenista, sufrió persecuciones y cárceles. Paulatinamente fue dejando la política activa y acogiéndose mas al ejercicio profesional y a la universitaria. Fue Juez Segundo de Primera Instancia en lo Civil, Ministro de la Corte Superior y de la Corte Suprema del Estado Zulia, miembro de la Comisión de las Leyes del Estado y de Ordenanzas de Maracaibo.

En Enero de 1953 presidio el Comité integrado por los profesores José Barrull Suñe, Antonio Ramón Gonzàlez, el Dr. Jorge Mazzaoui, para celebrar un siglo de su nacimiento, erigió un monumento con busto al apóstol de la Libertad José Martí, en la Plaza ubicada frente al Aeropuerto Grano de Oro. Ese busto está actualmente en la Urbanización Irama.

También en 1953, participo con el Dr. Miguel Acosta Saignes en la investigación y excavaciones llevadas a efecto en la granja “La Pitìa”, ubicada en la Guajira, a orillas del Gran Eneal, donde se hallaron ídolos, alfarería y restos del material lìtico en un gigantesco conchero de caracoles. Examinados estos materiales orgánicos con el carbono 14, se revelo que en ese sitio había vivido, hace 1.200 años, un poblado palafítico de cultura chibcha. Acompañó, igualmente, al Dr. J. Patric, de la Universidad de Yale, quien continuó las investigaciones. Este descubrimiento que tuvo gran resonancia, sirvió para establecer un “Puente” de contacto de las culturas amazónicas y andinas de Sur América. Desde Colombia, por el río Ranchería, la cultura chibca pasó por la Guajira.

Con base en esta actuación, se solicito la colaboración para investigar la importancia de unos muy antiguos tanques de mampostería, que yacían casi ocultos por la tierra, en el fundo “Tininì” del hacendado Roberto Luzardo, en la Villa del Rosario. Determino que esos tanques son restos de la Misión Capuchina “Nuestra Señora de la Concepciónde Basare”, fundada en el siglo XVII. Este informe se publicó en el nuemro 27 de la Revista de la Universidad del Zulia.